Etapa 8, Fonsagrada Cadavo Baleira

De nuevo, el itinerario va siguiendo el trayecto de la LU-530. A mano derecha pronto se encuentra la Fonte do Pastizal, que viene de perlas para llenar la cantimplora. El trayecto se interna de seguido por un pinar pero que, irremediablemente, conduce de nuevo hacia la carretera para enlazar de nuevo con otro camino.
Las diseminadas masas de eucaliptos que nos acompañaron en las dos primeras jornadas asturianas vuelven a hacer hoy su acto de presencia. Alternando entre sendas y carretera se llega a Vilardongo y continuando un par de kilómetros por el asfalto se coge un camino que llega hasta Montouto. Desde aquí a Paradavella es la parte más interesante del día, ya que el itinerario visita el antiguo hospital de Santiago de Montouto, del siglo XIV y que todavía a principios del XX seguía funcionando. En líneas generales hacían la función de los albergues de hoy en día.
Desde el alto de Montouto, a 1.050 metros, descendemos por un pinar hasta los 700 metros, altitud a la que se encuentra Paradavella. Aquí hay dos tiendas bar al borde de la carretera: Casa Villar y Casa García. La mejor opción después de reponer fuerzas es ascender por la carretera hasta Degolada y A Lastra. Hay caminos que evitan el asfalto pero es más recomendable ir con cuidado por el arcén, sobre todo en invierno y primavera cuando pueden estar embarrados. En A Lastra, una pista muy empinada surge a mano izquierda entre las casas y lleva hasta el alto de Fontaneira. La localidad del mismo nombre se encuentra más abajo y se atraviesa por la carretera. Las ganas de llegar hacen una parte final interminable, ya que aún restan seis kilómetros y el emplazamiento de Cádavo Baleira no permite verlo hasta que está bajo nuestros pies.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes