Etapa 5 Pola de Allande - La Mesa

Comienzo duro donde los haya, de los más duros de todas las rutas jacobeas que conducen a Santiago. Debemos ascender desde Pola de Allande hasta Montefurado, unos seiscientos metros de altitud, para retomar el trazado tradicional que abandonamos en la etapa anterior y que se dirigía por la “ruta de los hospitales”. Tanto si dormimos en Pola como en el refugio de peregrinos que se encuentra 3,6 kilómetros más adelante en Peñaseita, la etapa es igual de dura, ya que el ascenso más importante viene después, por un sendero, silencioso y hermoso, eso sí, que nos lleva hasta la cumbre del puerto del Palo. El trayecto ahorra varios kilómetros a la carretera, aunque inevitablemente los ciclistas tendrán que subir por ella. Montefurado se encuentra ya en el descenso del puerto. Un camino paralelo a la carretera por su izquierda nos conduce a Lago. Atravesamos esta localidad y continuamos por caminos y alguna carretera secundaria hasta Berducedo. Una pista por bosque muy cómoda y una carretera de poco más de dos kilómetros nos dejan en el refugio de peregrinos de la aldea de La Mesa.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes